TEK Tips: Aprende a aprehender gramática

Según la RAE (Real Academia Española), la gramática es la parte de la lingüística que estudia los elementos de una lengua, así como la forma en que estos se organizan y se combinan. Para aquellos que estudiaron una lengua en el instituto, es aquello que repetimos año tras año en infinitas hileras de ejercicios. Sin embargo, a pesar de las horas dedicadas a estudiar, practicar y repetir hasta la saciedad en clase, no parece haber tenido mucho efecto en muchos de los estudiantes. Día a día nos encontramos con alumnos que a pesar de ser capaces de resolver infinitos ejercicios de gramática, son incapaces de saber cómo, cuando y por qué hay que ponerlo en práctica.

Antes de nada, es importante que los alumnos se de cuentan que una cosa es aprender la gramática de una lengua y otra es aprehender la gramática de una lengua. El primer término es por el que la mayoría de nuestros alumnos han pasado: me sé la teoría, pero hasta ahí. El segundo término, aprehender, hace referencia a la interiorización de los conocimientos teóricos. Ambos procesos son importantes y necesarios, pero, el que nos supone un verdadero reto, es el segundo.

¿Por qué nos cuesta tanto aprehender?

La interiorización de conocimientos es todo un proceso que aunque complejo, es sencillo de entender. Cuando somos pequeños, nuestro cerebro aprende de nuestros padres, familiares y conocidos una serie de combinaciones con las que se familiariza. Aunque al crecer aumentamos ese abanico de combinaciones, trabajamos sobre la base aprendida de niños. Al final, las combinaciones son siempre las mismas y se producen en los mismos contextos por lo que nuestro cerebro deduce una serie de normas que aplica sistemáticamente.

¿Y cuando aprendo una segunda lengua? Tu cerebro parte de un lienzo en blanco y, por si fuera poco, no dispone de tanto tiempo de exposición como cuando éramos niños ya que la lengua que aprendemos no está a nuestra disposición 24/7. En este contexto llegamos al aprendizaje de la gramática: combinaciones en una lengua completamente desconocida. Lo primero que necesita nuestro cerebro es una base teórica sobre la que trabajar: componentes, contextos, ejemplos. Por eso el primer paso es aprender. Necesitamos que nos expliquen qué es, de dónde sale y cómo se usa para poder empezar a trabajar. Una vez esto queda dominado, podemos pasar al segundo paso: aprehender. Y esto ya es otro asunto. Se trata de darle al cerebro la oportunidad de trabajar, practicar y utilizar en contexto la unidad de gramática que queremos adquirir. El cerebro necesita un uso relativamente frecuente para poder interioridad la teoría aprendida en el paso anterior y, sobre todo, naturalizar su uso. Tenemos que intentar que para el cerebro manejar los tiempos verbales, por ejemplo, en la segunda lengua sea tan sencillo como en su lengua materna.

Como comprenderéis, esto no es nada fácil. Por eso, queremos dedicar este artículo a ayudaros en las distintas fases de vuestro aprendizaje de gramática.

Paso 1: Aprende

Lo primero que necesitamos, como ya hemos visto, es hacernos con una base sobre la que empezar a trabajar. Hay muchas maneras de hacerse con teoría sobre un fenómeno gramatical en particular. La más tradicional quizás sea el típico manual de gramática que podéis encontrar en muchas librerías. Sin embargo, para algunos se hace una lectura un tanto técnica y quizás no muy motivadora.

Por suerte, ahora mismo tenemos muchos recursos disponibles que suponen una alternativa interesante. Por supuesto, el primero, es Internet. Hay millones de páginas web dedicadas a todos los aspectos de la gramática imaginables, pero es importante recurrir a una fuente de confianza. Como nuestra recomendación estaría British Council’s Quick Grammar, una sección en la que dan una primera pincelada de muchos contenidos diferentes.  Otra alternativa, quizás más dinámica, son los tutoriales de plataformas como YouTube que permiten recibir una mini-clase sobre un tema en particular desde la comodidad de nuestra casa. Si estuvierais interesados en esta ultima opción, echadle un vistazo a este canal, por ejemplo.

Paso 2: Practica

Una vez que ya sabes como funciona, necesitamos un poco de soltura a la hora de utilizar esta unidad gramatical. Ya sea una cuestión de tiempos verbales, de preposiciones o de construcción de frases, necesitamos ejercicios para empezar a aplicar la información que hemos recolectado en el Paso 1. Para empezar,  no tengas miedo de utilizar tus notas. Cuanto más consultes durante los ejercicios más esfuerzo estará haciendo tu cerebro en entender la teoría. Poco a poco, ves retirando los apuntes hasta que te sientas cómodo y sigue practicando hasta que sientas que tienes la estructura dominada al hacer ejercicios.

Pero este no es nuestro objetivo, aquí acabamos el proceso de aprender, ahora pasamos a lo verdaderamente importante, aprehender.

Paso 3: Escucha y presta atención

La mejor manera de entender en qué situaciones debemos utilizar cierto tiempo verbal o cuándo es adecuado utilizar esta o aquella expresión es imitar a los hablantes nativos. ¿Cómo lo hacemos? Necesitamos encontrar fuentes de confianza, que pueden venir en distintos formatos: desde ver una película con subtítulos (para poder observar con tranquilidad el contexto), leer un libro (aquellos adaptados por la editorial Penguin son una opción muy conveniente) o cualquier tipo de estímulo en inglés. Si buscamos algo más específico, en internet tenemos millones de listening especializados en temas en concreto: present perfect continuous, past continuos, past perfect etc.

Nuestro objetivo en este caso es fijarnos cuando se utiliza esta construcción, si se suele hacer contracción con alguna de sus partes, su pronunciación… ya que somos capaces de reconocerlo y de replicarlo de forma automatizada desde el paso 2, ahora queremos ir un paso más allá; queremos darle a nuestro cerebro la oportunidad de tener suficiente exposición para que lo considere, poco a poco, un elemento más en su repertorio natural.

Paso 4: Pon en uso

Tan importante como prestar atención a lo que oímos es empezar a producirlo nosotros mismos. Esta será quizás la parte más difícil pero la más importante para llegar a aprehender cualquier concepto. Necesitamos oportunidades de ser nosotros los que lo ponemos en práctica. Una vez aprendida la teoría, ya sabemos cómo se hace, y con nuestra atención consciente, también sabemos cuando se hace, así que solo nos queda hacerlo. Para esto vamos a necesitar ayuda en la mayoría de los casos, otro interlocutor que nos escuche, que participe en la conversación y que nos ayude a crear la simulación. Esta práctica se puede dar en una clase, en un grupo de hablantes no nativos que se juntan para practicar o simplemente con otro hablante que conozca la lengua.

Pero eso no significa que no sea posible hacerlo sin ayuda. Y aunque parezca una locura, nos gustaría que consideraras la siguiente propuesta: tu mismo eres tu mejor interlocutor. En una situación en la que queremos practicar algo tan concreto, quizás es complicado que salga en una conversación natural, por lo que fuera del aula, nos encontramos con pocas oportunidades de incorporarlo. Pero, ¿cuantas horas al días pasas contigo mismo?¿cuántas veces no has cantado en el ducha?¿cuantas veces no te descubres a ti mismo repasando en alto las tareas que tienes pendientes?¿y contestando a la tele o a la radio?¿y cantando en el coche? Aunque hablar con uno mismo parezca de locos, es una oportunidad que no se puede desperdiciar. Lánzate, cuando nadie te oiga, crea una de esas situaciones que has descubierto en el Paso 3 y recréala en tu cabeza: escucha tu pronunciación, acostúmbrate a las palabras y poco a poco ve aumentando la dificultad. Antes de que te des cuenta, serás todo un experto.

El proceso de aprehender no es tarea sencilla, así que no desesperes, piensa que cada cosa que haces te deja un paso más cerca de donde quieres estar. Y eso, ya es un trabajo más que suficiente.

Una respuesta a “TEK Tips: Aprende a aprehender gramática”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *